Por qué debes visitar Chuao

Los habitantes de la parroquia Chuao, uno de los pueblos más antiguos ubicados en el estado Aragua, en Venezuela, sostienen que las personas que llegan a este destino para llenarse de la inmensidad de sus playas, admirar sus manifestaciones culturales y disfrutar de la excelencia del cacao que allí se cultiva —uno de los mejores del mundo, y el único en el país en recibir el certificado de denominación de origen—, no lo hacen por casualidad.

¿Se trata de algo marcado por el destino? Difícil saberlo. Sin embargo, los habitantes de este pueblo coinciden en que cada persona tiene un momento especial en sus vidas para acercarse a este lugar, que se ubica en la zona costeña del municipio Santiago Mariño, en 160 kilómetros cuadrados de puro azul y mar, de colores y sabores, de tantas historias por contar.

Greyla Aguilera es fotógrafa, investigadora, cocinera, y una enamorada de las bellezas del pueblo de Chuao.  Desde que se sinceró consigo misma y abandonó, hace más de siete años ya, las carreras de derecho y publicidad para dedicarse a lo que más le gusta: la cocina y la fotografía, ambos oficios convertidos en instrumentos para conectarse con la gente y descubrir cuál es la verdadera esencia del venezolano, Aguilera ha desarrollado sin descanso un trabajo de investigación en Chuao.

A través de cinco fotografías que Aguilera ha captado durante múltiples viajes, mostramos cinco impresiones sobre Chuao que seguro te animarán a incluir una visita a este mágico lugar dentro de tu lista de planes para el nuevo año 2019. 

Desconectada del agite que caracteriza a Caracas, ciudad en la que Greyla reside con su familia, Chuao representa para ella un espacio para desconectarse, para caminar descalza cuando le provoque, para disfrutar de atardeceres y recargar las energías que necesita para seguir creando.  Todo esto es descrito por ella misma de una manera más simple cuando se refiere al pueblo como “mi lugar feliz”.

 

1. Mi primera vez en Chuao

Playa de Chuao, ubicada a cinco kilómetros del pueblo. Es en esta playa donde desembarcan los turistas y los pescadores descargan su pesca del día.

“Mi primera vez en Chuao fue en mayo de 2016, cuando viajé para documentar a los Diablos Danzantes de Corpus Christi. También fue la primera vez que me quedé en carpa en la playa y lo disfruté muchísimo: estaba cual niña corriendo descalza, comiendo mangos, y con una sonrisa en la cara que no se me quitó sino hasta un mes después”.

 

2. ¿Qué hace que Chuao sea tan especial?

Fiestas en honor a San Juan. Quien cargue al santo sobre sus hombros y por las calles del pueblo, recibe el cargo de “burro” dentro de la cofradía.

“A Chuao lo hace especial su gente. Es una calidez de la que todavía estoy disfrutando. Su desconexión es muy particular: el primer día estás corriendo por todos lados buscando una señal telefónica que nunca consigues y luego entras en una libertad inigualable. No hay señal telefónica ni wifi, tampoco hay Internet, esto te obliga a maravillarte con todo lo que está a tu alrededor, te hace abrir los ojos a la naturaleza, te obliga a conversar y establecer un lazo afectivo con toda la gente del pueblo”.

 

3. Chuao y su gente

Sabina Chávez, la sanjuanera mas antigua de la población, procesando cacao de manera artesanal en la puerta de su casa.

“El arraigo que tiene el pueblo de Chuao por sus tradiciones es algo que no he visto en ninguno de mis viajes a otros destinos del país. Ellos viven para preservar sus tradiciones, los niños se emocionan por alcanzar la edad en que puedan participar en ellas, sueñan a lo lejos con ser Diablos Danzantes o mariposas de San Juan, es algo admirable, sobre todo en estos tiempos en que el individualismo predomina en las ciudades. Lo mismo pasa con el cacao: ellos son cacao, respiran cacao, viven para el cacao, porque creen en su producto y saben que sus tierras tienen esa característica que hace del cacao de Chuao el mejor del mundo“.

4. Los problemas que afectan a Chuao

Las mujeres del cacao en plena faena diaria en la plaza de Chuao.

“Uno de los principales problemas que afectan a la población de Chuao es la no presencia de turistas. Esto repercute en la no obtención de ganancias por la venta de sus productos y por la no ocupación de sus posadas o restaurantes. La mayoría de los habitantes de Chuao se está dedicando a la pesca y a trabajar el cacao, es triste porque es un lugar mágico, pero la dificultad para llegar a él es muy alta. Esto es una alta prueba para la paciencia del turista por la cantidad de inconvenientes de todo tipo que debes sortear, y que se han acentuado con la crisis económica que afecta al país”.

 

5. Mi objetivo para 2019: trabajar el cacao

Playa de Chuao.
“Mis proyectos para 2019 están todos ligados a ampliar mi oferta de trabajo en el área de fotografía gastronómica y documental, y por otro lado están muy ligados al área chocolatera, ya que casi vivo en el lugar donde se da el mejor cacao del mundo, cómo no ponerme a trabajarlo y descubrir las bondades que lo llevan a tener semejante titulo. Por supuesto, también quiero seguir viajando, bailando y viviendo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.