Las verdades sobre el contenido creativo: descifrando la fórmula mágica

Muchas marcas pierden la oportunidad de ofrecer a sus seguidores y clientes el contenido oportuno que hable sobre quiénes son, qué hacen y por qué existen en el mercado. Creen que no cuentan con la facultad de emprender esta tarea, cuando la pura verdad radica (en buena parte) en dos cosas: trazar un plan y mostrarse al mundo tal como son.

Nuestra vida parece estar repleta de mitos, y últimamente los más fuertes están arraigados al mundo de las redes sociales y a cómo crear contenido de valor que ayude a las marcas a generar comunidad, posicionarse y vender.

Generar comunidad + posicionarse + vender = lo que todos quieren.

Desde que este año comencé a dictar asesorías gratis para marcas culturales y también de otros nichos, me di cuenta de que son muchas las marcas personales y corporativas que coinciden al menos en tres necesidades que les impiden avanzar:

  • Nacieron de forma natural y en correspondencia al impulso de mostrarse y vender, pero nunca trazaron un plan que les permitiera centrar y conducir sus ideas.
  • No estudian al mercado y tampoco saben por qué sus clientes (cuando ya los tienen y les compran) los prefieren a ellos por encima de otras opciones.
  • No saben comunicar de qué va su marca o sienten temor de hacerlo.

Hay otro mito en el que se traban las marcas cuando quieren crear contenido: piensan que esto es competencia sólo de expertos y nunca de los creadores que un día se sentaron a idear el proyecto, la empresa en cuestión, y echarla a andar.

Elemento fundamental para crear contenido:

Si la marca es tuya, si eres tú quien está al frente del proyecto, no existe nadie mejor que tú para saber quién eres, qué es lo que quieres comunicar, por qué dedicas tantas horas a la semana a trabajar en tu marca y qué esperas conseguir después de todo eso.

Ojo: claro que hay gente que no sabe qué es lo que está haciendo (y no me da miedo expresar esta verdad que para muchos puede ser incómoda), pero ese es otro tema del que hablaremos después. Por lo pronto —y antes de que este cuento se haga muy largo—, te doy cinco datos que puedes implementar desde hoy para crear buen contenido para tu marca, y alejarte por completo de los miedos.

No existen reglas estrictas en cuanto a crear contenido creativo para redes sociales, pero sí hay una clave que me gusta mantener: encuentra tu propósito y persíguelo siempre.


5 formas fáciles de crear contenido para tu marca

Cinco datos sencillos que posiblemente conozcas, pero que por alguna razón no te atreves a implementar en tu marca por inseguridad, enfoque o tiempo (la mayoría de los representantes de marcas con quienes me reúno aseguran que prefieren delegar en otros la creación de contenido porque no cuentan con el tiempo para hacerlo).

1. Apégate a tus valores:

Define muy bien tu propuesta de valor y muéstrate al mundo tal como eres. Piensa en tu marca como si esta se tratase de una persona y defínela de forma exhaustiva. Escribe en un papel (en una nota en tu computadora o en tu teléfono celular) qué es eso que define a tu marca, cómo se expresa ante el mundo, qué la diferencia de tu competencia, etc.

Puedes agregar tantas preguntas y respuestas como consideres necesario. Luego, transforma cada una de estas respuestas en las fortalezas de tu marca: ¿es tu capacidad de crear mejores diseños lo que te diferencia de otras propuestas en el mercado? Entonces allí tienes una fortaleza que incrementará el valor de tu contenido, ¿lo ves?

Segundo elemento de la fórmula mágica para crear contenido:
¿Quieres un dato que nunca falla? Piensa en cómo puedes hacer que tu contenido ayude a las personas, a tu comunidad. Si pones soluciones en sus manos hay muchas más posibilidades de que te recuerden y vuelvan a ti.

2. Apuesta por otros formatos:

A veces la creatividad está simplemente en dar pequeños pasos que muestren un cambio en tu contenido. Por ejemplo: ¿has pensado en cuál es el formato de publicaciones en redes sociales que repites con más frecuencia? Si al buscar la respuesta a este dato te das cuenta de que el típico post de imagen con texto y tú parecen estar unidos en santo matrimonio, es momento de cambiar.

Aquí te dejo una lista con los tres formatos que debes probar para hacer tu contenido más atractivo y dinámico y llevarlo justo a donde quieres.

Video corto:

Uno de los formatos de mayor auge de este año, ideal para difundir no sólo en Instagram sino también en Facebook (sí, Mark Zuckerberg quiere que nos pasemos toda la vida haciendo videos). El sitio web Marketing Directo publicó un post en el que te habla de por qué tienes que aprender a contar historias con gancho en videos de un minuto.

Audio-contenidos:

Los podcasts están más que de moda. Ahora mismo, consumir contenido en formato audio es tan común como sentarte en el sillón de tu casa a disfrutar de tu serie favorita. Cada vez existen más podcasters y cada vez hay más ganas de contarle al mundo historias, tips sobre ventas, datos para emprendedores, recomendaciones sobre libros, deportes, crianza de adolescentes, empoderamiento femenino… ¡uf! No imaginas todo lo que puede caber en un podcast.

¿Crees que este formato de audiocontenidos puede adaptarse a tu marca a la perfección? Atrévete hoy a crear un documento con tus primeras ideas, organízalas y luego toma tu teléfono celular y ensaya cómo podrías transmitir eso que has escrito (tus ideas, lo que te mueve) a una nota de voz. Practica este ejercicio y cuéntame en los comentarios cómo te fue.

En el sitio web de Xataka puedes consultar quiénes ostentan el título de ser los mejores podcasters del 2019 y cuáles son sus podcasts favoritos.

Grupos de contacto:

A veces no es necesario pasar horas y horas creando contenido, sino aprender a difundirlo de forma correcta, en los canales adecuados. ¡Aprovecha las tendencias! Los seguidores de tu marca estarán más dispuestos a interactuar contigo si notan que eres tú (el creador del proyecto) quien está detrás de la pantalla para responder a sus comentarios, mensajes privados, inquietudes y más.

Los grupos de Whatsapp y de Facebook son espacios perfectos en los que, a través de un trato mucho más directo, grandes comunidades pueden interactuar entre sí, aprender tips, debatir sobre un tema en particular, comprar productos, etc. El truco está en reconocer si esta estrategia tiene cabida en tu proyecto y si puedes aprovecharla para impulsar tu contenido.

En el nuevo diseño de Facebook, son precisamente los grupos los que tendrán más visibilidad. ¿Lo sabías? Puedes leer más sobre ese tema aquí.

3. Motiva la conversación:

El contenido creativo es, por lo general, conversacional y emocional: necesitas comentarios para que tus contenidos lleguen a más personas.

Para lograrlo, procura compartir datos que atraigan la atención de tus seguidores, ofréceles información útil, trabaja en algo que todos quieran compartir y luego, al cierre de cada mes, tómate el tiempo que necesites para medir esos resultados y observar el que mejor respuesta haya tenido. Si haces esto, tendrás mucha más claridad en cuáles son los contenidos que atrapan la atención de tus seguidores.

Si hay una marca que sabe muy bien cómo conectarse con su público y ofrecerle siempre buen contenido es la gente de Pictoline. Aquí te dejo una muestra.

Pictoline es una excelente referencia

4. Anímate a proponerle retos a tu comunidad:

Retos, preguntas atrevidas, encuestas, etc. Si estas opciones encajan perfectamente con tu propuesta de valor, ¿por qué no aprovecharlas?

Con esto no solo captarás la atención de tu público sino también podrás conocer mucho más a tu audiencia y direccionar tu contenido hacia los resultados que quieres conseguir.

Aquí te dejo un ejemplo de una publicación hecha en mi perfil en Instagram en formato de pregunta, ¿lo vemos?

Un contenido es bueno cuando conecta con su audiencia, es creativo y además busca ser conversacional. En este artículo te revelo todos los detalles.
Yo sí me atrevo a hacerle preguntas a mi audiencia, ¿y tú?

5. ¡Diviértete!

Si es creativo, si te emociona, si quieres compartirlo y además comentarlo, es porque te divierte. Disfruta de esta experiencia y no te obsesiones tanto por la trampa del  “contenido perfecto”. Después de todo, las redes sociales también son espacios para pasarla bien.

¿Te gustan estos tips? Déjame un comentario si quieres sentarte conmigo a tomarte un café virtual o presencial para una asesoría gratis.

Si te gustan mis artículos y el contenido que constantemente hago, suscríbete a mi newsletter de los domingos adjuntando tus datos en el siguiente formulario:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.