Las 5 cosas que atormentan a los freelancers

Desde que comencé a trabajar como freelancer entendí que cada uno de los trucos y buenos datos que aprendía en el camino debía compartirlos para ayudar a otros profesionales a crecer en sus negocios.

Esta entrada de blog es una copia de un newsletter que envié el pasado 30 de junio. Si aún no te suscribes puedes hacerlo al final de esta publicación.

Sin más preámbulos, vayamos a «la chicha pura» y leamos juntos esas 5 cosas que tanto atormentan a los freelancers.

¿Me regalas 5 minutos?  

Más de 50 horas a la semana, ese es el tiempo que paso frente a la computadora, ¿y tú? Aún así, intento que disminuya.

1. ¿Cómo administrar el tiempo? 

Si está en el primer lugar de esta lista no es por casualidad. Lejos de ser un profesional dueño de su tiempo, el perfil del freelancer parece estar mucho más ligado a una persona que nunca duerme, que trabaja más de 60 horas a la semana, que pocas veces sale de su casa, y que todas las noches antes de dormir se lamenta por no sentirse dueño de su tiempo sino presa de sus clientes. 

Hay una verdad ineludible detrás de todo esto: si quieres captar clientes, si quieres crear contenido atractivo que te posicione como freelancer, como la principal opción para tus clientes, y buscas crear un negocio online que te dé los ingresos que quieres, tienes que trabajar mucho más horas que el resto de los profesionales: esta es la pura verdad. 

Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para aliviar la carga de cada día y aprovechar tu tiempo de forma inteligente:

  • Lleva todo a Google Calendar. Programa bloques diarios de trabajo en el que no haya más de 5 tareas importantes (sí, 5 por favor). Procura que esas 5 tareas tengan un impacto real en todas tus acciones de la semana, y que sean esenciales para llegar al viernes con objetivos cumplidos. 
  • Enfócate: haz todo en menos tiempo. En dos horas de total enfoque puedes hacer mucho más que en 5 horas pegado a la computadora, que te garantizarán un profundo dolor de espalda y un pésimo descanso. Claro que hay proyectos que demandan demasiado tiempo y dedicación, pero estoy absolutamente segura de que hay otras tareas que pueden estar listas en 1 hora, ¿o no?
  • ¡Delega! Si tu trabajo como freelancer está creciendo y cada vez estás captando más y más clientes potenciales (de los clientes potenciales hablaremos en el newsletter del próximo finde), ¿por qué no apoyarte en un equipo que pueda ayudarte a cumplir tus objetivos de manera mucho más eficiente y con resultados increíbles? ¡Piénsalo! 

2. ¿Cómo ofrecer un servicio que sea rentable?

¿Sabías que hay profesionales que poseen un talento increíble pero que no saben cómo convertir eso en un negocio rentable? Incluso, aun después de haber creado un blog o una página web en la que le cuentan al mundo qué hacen y por qué lo hacen, siguen teniendo dudas de si lo que están haciendo es suficiente para lograr los ingresos que desean. 

Aquí hay mucho del síndrome del impostor (ese que te hace sentir que nunca nunca serás lo suficientemente bueno para emprender algo), mezclado con la incertidumbre que produce competir con otros freelancers. Lo mejor para esto no es otra cosa que creerte el cuento. 

¿Cómo puede ser rentable tu negocio o tu nuevo servicio? Lo será a medida que, con tu trabajo, ofrezcas las soluciones y los resultados que la gente (tu público) necesita. ¿Cuánto valor puedes darle a las personas? ¿De qué manera puedes presentar esas soluciones? ¿Cuál es esa transformación positiva que tú puedes lograr en cliente? Piensa y materializa cada idea, ¿mucho mejor ahora? 

3. ¿Cómo comunicar mi idea de negocio? 

Durante las ocho sesiones de trabajo que viví durante todo el junio de asesorías gratis, una campaña de asesorías gratuitas en las que conocí a emprendedores de pequeñas y medianas empresas, me di cuenta de que la mayoría de las personas tienen un problema en común: no saben cómo comunicar su idea de negocio.

Sí, como lo lees: son emprendedores que saben muy bien cuál es el aporte que pueden darles a sus clientes, tienen los mejores servicios, tienen precios realmente competitivos, pero a la hora de comunicarles a las personas lo que hacen, de venderles sus servicios, cero, no pasa nada, las ideas no fluyen, y les resulta imposible determinar con exactitud cuál es el contenido que necesitan para avanzar en los resultados deseados. Esto es algo que también afecta a los freelancers. 

¿Te pasa a ti también? Si tu respuesta es sí, cuéntamelo todo en un mensaje en el formulario que encontrarás al final de este artículo.

4. ¿Cómo doy los resultados que mi cliente quiere?

¡Los resultados! ¡Qué tema tan importante! Me voy directo al grano y sin temor alguno te digo que si no eres lo suficientemente bueno como para dar los resultados que tu cliente quiere conseguir contigo, tu negocio, tu sueño de freelancer exitoso, tiene patas muy muy cortas. 

Todo cliente que invierte tiempo y dinero en ti aspira a conseguir contigo resultados incluso mejores a los que se había fijado en un inicio. No se trata de complacer al cliente sino de darle justo lo que quiere, lo que necesita, definir objetivos reales, medibles, mirar con atención las estadísticas de tus publicaciones en páginas web y redes sociales, conocer a tu cliente, saber cuál es la mejor forma de llegarle a tu público, el mensaje ideal, el mejor formato, y ya te dio dolor de cabeza, ¿no es así? 

¡Respira! Si te gustaría que te hablara un poco más sobre los resultados y te contara tanto mis casos de éxito como de fracaso, pídemelo en los comentarios: ¡yo también quiero leerte!

5. ¿Cómo mantenerte convencido de que lo que estás haciendo como freelancer es el camino correcto?

Si pasas muchas horas despierto en la madrugada, si todo el tiempo te estás cuestionando cada paso que das, si al final de mes sientes que tu esfuerzo no te ha dado los resultados económicos que esperabas y quieres renunciar a todo: tranquilo, es absolutamente normal. 

Más del 60% de los freelancers se sienten severamente desmotivados durante el primer trimestre de trabajo, y con bastante frecuencia este sentimiento se extiende hasta por un año entero. ¿Por qué sucede esto? Porque nos quedamos muy cómodos y felices, pensando en todo lo que nuestra vida va a cambiar una vez que tengamos nuestro propio negocio desde casa, nos fijamos demasiado en el resultado pero pocas veces vemos y entendemos el proceso. 

Hay que trabajar duro. Hay que entender que la posición más cómoda que podemos adoptar es la de la queja, y que lo mejor que podemos hacer es mirar nuestro panorama total de opciones, revisar nuestros valores, identificar todo el potencial que tenemos y convertir todo eso en acciones concretas, inteligentes, que cada semana te permitirán ver hacia dónde vas y cómo estás creciendo. 

Si estás tomando el control de tu vida y estás dejándolo todo para ser un profesional con altura, entonces ¡felicidades! Por supuesto que estás en el camino correcto. 


Comparte este artículo con ese freelancer que necesita un poquito de motivación para comenzar el mes de julio con el mejor enfoque posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.