GUÍA COMPLETA | Cómo escribir un ebook en 30 días

En mi calendario apunté una tarea para cerrar el primer trimestre del año. Es una tarea clara, un tanto osada, y que está ocupando media jornada de mi rutina de trabajo por semana: ¡estoy escribiendo un ebook en 30 días!

Un ebook es un libro electrónico en el que puedes abordar uno o varios temas de tal forma que cada página se convierte en un recurso de altísimo valor para quien lo lee. Dentro de cualquier estrategia de marketing de contenidos –y digo cualquiera porque en lo personal siento que un ebook nunca está de más– es un instrumento que te ayudará a lograr objetivos concretos como construir una comunidad en línea, educar a tu audiencia, mejorar el posicionamiento de tu marca personal o comercial, y hacer que consigas más clientes o más ventas.

En mi calendario apunté una tarea para cerrar el primer trimestre del año: tener mi propio ebook, uno en el que pudiera abordar los temas que más me gustan: storytelling, copywriting creativo para blogs y redes sociales, creación de contenido para canales digitales –con estrategias efectivas para superar el miedo o el bloqueo al escribir–, sin dejar a un lado mis propias reflexiones sobre la gestión del tiempo, y sin olvidar contar cómo logro crear contenido y escribir artículos para varios clientes y de forma constante; todo esto mientras soy mamá y construyo mi propia marca personal. 

“Un ebook es un instrumento que te ayudará a lograr objetivos concretos como construir una comunidad en línea, educar a tu audiencia, mejorar el posicionamiento de tu marca personal o comercial, y hacer que consigas más clientes o más ventas”.

Bloquear 90 minutos diarios para dedicarte a la escritura de tu ebook, es un buen comienzo para desarrollar este y cualquier proyecto de escritura.

Pero, para hacer la tarea más divertida –y exigente a la vez– me reté a escribir un ebook en 30 días, y a compartir el proceso en mi perfil de Instagram y de Linkedin. Para hacerlo más ordenado, definí ocho pasos que hoy vengo a compartir en esta guía completa de 3000 palabras. Si después de la lectura consideras que estos pasos son útiles para tu proceso creativo, házmelo saber en los comentarios.

De la planificación a la acción: 8 pasos para escribir un ebook en 30 días

Días atrás utilicé el stickers que Instagram permite usar en los stories para hacer una encuesta sobre qué es lo más complicado a la hora de escribir un ebook. De todas las respuestas que obtuve, estas dos fueron las más frecuentes: dificultades para identificar el mensaje que quiero comunicar, y para redactar el contenido. Esta guía de ocho pasos te ayudará a superar esas dificultades y otras más.

Una recomendación: léelo todo con calma.

Paso 1: Encuentra un porqué para tu ebook.

Cuando nuestra atención y energía están motivadas por un porqué, somos mucho más productivos. En mi caso, el porqué de mi ebook es ayudar a que las personas creen sus propios recursos para comunicar su propósito de forma efectiva, para impulsar estrategias y resultados en canales digitales y offline.

Con frecuencia, siempre que estoy creando contenido me hago preguntas como: ¿por qué estoy haciendo esto? ¿cuál es el valor que quiero poner en manos de las personas? ¿cuáles son las necesidades que las personas tienen al escribir un ebook?

Tener claro mi porqué me ayuda a crear un recurso realmente útil para las personas, capaz de responder a todas sus dudas –o al menos a una buena parte de estas–, y estoy segura de que este método de hacerte preguntas será de gran utilidad para ti también. Tener claro cuál es nuestra intención sobre el ebook, sobre cualquier cosa que estemos haciendo, es clave para avanzar. 

Entonces, el primer paso para escribir un ebook en 30 días comienza con el siguiente ejercicio: colócate en la posición de esa persona a quien deseas entregarle tu ebook como un recurso de valor para superar una dificultad en concreto, aprender una habilidad nueva, o encontrar respuestas a sus preguntas. ¿Qué pasará con ese lector una vez haya leído tu trabajo? ¿Cuáles serán esas habilidades que ahora podrá aplicar en su día a día? ¿Cuál es el impacto que has logrado causar en su vida? 

Estas respuestas te ayudarán a definir muy bien tu porqué y a pasar de la planificación a la acción.

Paso 2: Haz una lista con los puntos de valor que tienes para aportarle a tu público lector. 

Ahora que sabes qué quieres hacer, es momento de mirar con atención tus talentos y los conocimientos que tienes sobre un tema para incrementar el valor de tu ebook, recuerda que no hay mejor estrategia para el posicionamiento orgánico que crear recursos de inmenso valor que sean fáciles de leer, aplicar, recordar, y compartir.

La publicidad es una herramienta eficaz, sí, pero más de una marca, en más de una ocasión, ha logrado llegar a miles de personas y volverse viral gracias al buen contenido, ¡recuérdalo!

Para escribir un ebook en 30 días debes reunir ciertos requisitos que te harán la tarea más fácil, y que te ayudarán a conseguir el mejor resultado posible. Por ejemplo, es indispensable tener habilidades para redactar –y si no las tienes tu mejor opción será encontrar apoyo en un copy–, debes saber investigar –leer mucho y ser tan agudo como puedas para elegir con pinza contenido que sume–, tener excelente ortografía –encontrar apoyo en un profesional de la corrección siempre es una buena decisión–, contar con un diseño que facilite la lectura y también sea atractivo para el público, y elegir cuáles serán las acciones a ejecutar para poder comercializarlo, en caso de que este último sea tu propósito.

Hagamos otro ejercicio, pregúntate hoy: ¿qué tanto puedo hacer por mi ebook? ¿Qué tanto apoyo necesito para cumplir este proyecto? Responder a estas preguntas es una acción clave para definir un plan de acción con tiempos y recursos claros

¿Desconfías en tus habilidades para redactar y escribir un ebook en 30 días? Si tu respuesta es sí te recomiendo que te enfoques mucho más en lo que puedes lograr con el apoyo de otras personas y con las herramientas y recursos que tienes ahora mismo, en lugar de estancarte en el “no puedo, “no sé cómo hacerlo”. Si como copys y creativos debemos cuidarnos de algo, ese algo es el síndrome del impostor. 

Paso 3: Piensa en tu público: ¿a quién le vas a hablar?

Justo cuando me encontraba definiendo estos ocho pasos en mi libreta –la mayoría de las veces escribo a mano los esquemas de los textos que tengo pendiente por hacer, y solo después es cuando me siento a redactar en la computadora– pensaba: ¿en qué debo trabajar primero, en la lista de temas que voy a tratar en el ebook, o en la definición del público que quiero que reciba este material? Sin duda alguna, el público siempre es primero. 

Cuando dedico tiempo para pensar con atención en el público al que quiero llegar con una campaña, con un recurso (como un ebook), o un post en redes sociales, tengo más probabilidades de atinar con éxito en puntos importantes como:

  • El tono comunicacional. Las palabras que elijas y las sensaciones que transmites con cada una de ellas –confianza, empatía, cercanía– son herramientas poderosas para poder conectar de verdad.
  • La extensión de mi texto. Si quieres conquistar a un público que pasa mucho tiempo en redes sociales, como Instagram o Facebook; tu contenido debe ser breve aunque cargado de mucho valor. En cambio, si creas contenido para un blog o tu propósito es subir un nuevo artículo en tu perfil en Linkedin, te encontrarás con un público que tiene más tiempo y disposición para leer.
  • El formato que más me conviene. Lo que sea que quiera decir, ¿debe estar en la imagen o puedo trasladarlo en un texto? ¿Es necesario que tal contenido sea contado en un video? ¿Necesito cautivar a las personas con elementos gráficos, o un carrusel de fotos es suficiente para lograr mi objetivo? ¡El formato que elijas siempre será importante! 

Un ejercicio que siempre funciona es crear buyer personas (prototipos de clientes ideales), con intereses y necesidades específicas en las cuales te enfocas cuando estás creando contenido. Un punto muy importante: piensa en cómo consumen información esas personas a las que quieres impactar. Piensa en cómo se comunican.

Mientras más precisa sea tu segmentación, mejores serán tus resultados.

Paso 4: Construye un mensaje poderoso

Un mensaje cobra poder cuando reúne cuatro elementos importantes: cuenta una historia, posee mucho valor, está muy bien escrito, y contagia desde los primeros segundos porque todo aquel que lo lee siente que ha sido escrito para él. 

En cambio, un mensaje deja de ser poderoso cuando:

  • No aporta algo adicional a lo que otras personas están diciendo en internet o en otros canales digitales.
  • Es “un copia y pega” de otras webs –un copia y pega, además, que no da créditos–.
  • Está mal redactado y enfocado a un público equivocado. 

“Un mensaje cobra poder cuando reúne tres elementos importantes: posee mucho valor, está muy bien escrito, y contagia desde los primeros segundos porque todo aquel que lo lee siente que ha sido escrito para él.”

Un truco que me gusta mucho aplicar cuando estoy creando contenido es leer en voz alta el texto que he redactado, y ponerme en el lugar del lector. ¿Ese texto que estoy leyendo es capaz de cautivarme? ¿Me invita a reflexionar en temas que hasta ahora había ignorado? ¿Ese contenido me motiva a querer investigar un poco más sobre esa marca personal o comercial que ha puesto contenido en mis manos? 

En serio, hacerse preguntas es magia pura.

Paso 5: Haz una lista de temas que quieras llevar a tu ebook. 

A estas alturas, siguiendo los ocho pasos que he propuesto en esta guía completa, ya deberíamos tener un panorama bastante claro de para qué queremos escribir un ebook, cuáles son los recursos con los que contamos para hacerlo, qué queremos decir, y quiénes les vamos a hablar. Ahora viene lo bueno: ¡seleccionar los contenidos!

Haz una lista con todos los puntos que quieras abordar en ese ebook que vas a escribir, no ignores ninguna idea que llegue a tu mente; suelta todo lo que quieras contar. Aunque parezca simple y nada novedoso, hacer una lista de temas –una lista realmente completa– es de los ejercicios más poderosos que me gusta realizar con frecuencia, pues me lleva a pensar en todos los contenidos que puedo desarrollar sobre un tema en concreto, y muchas veces me sirve de inspiración absoluta para crear nuevos artículos en mi blog y publicaciones en redes sociales. 

En esa lista de temas asegúrate de incluir los siguientes puntos: 

  • Haz una presentación interesante sobre ti, tu trabajo, y el contenido que los lectores encontrarán en tu ebook. En lo personal, me gusta usar un lenguaje ligero, sin tecnicismos, lo más parecido a una conversación.
  • Si tu propósito es enseñar a otros, asegúrate de incluir ejemplos y ejercicios en tu ebook, esto hará que sea mucho más interesante y dinámico para tu público.
  • Deja un espacio prudente para las conclusiones. Serán un recurso perfecto para esas personas que quieran hacer una revisión rápida de tu ebook, o una segunda lectura rápida que funcione como un resumen.
  • Cuenta tu historia, y atrévete a contar la historia de otras personas o proyectos que te inspiren, siempre y cuando ayuden a nutrir el contenido de tu ebook y la experiencia de tu lector.
  • Lleva a tu lector a tus canales digitales. Enlaza tu contenido de valor con el contenido que estás compartiendo en tus redes sociales, en tu blog, o en tu newsletter. Cuéntales a todos cuánto pueden aprender de ti si también leen tus artículos en Linkedin, o si miran tus videos en Youtube o IGTV. ¡Aprovecha la oportunidad!

Paso 6: ¡Comienza a escribir!

Para escribir un ebook en 30 días existen estos ocho pasos que te propongo seguir, más una acción concreta que te garantizará resultados: ¡escribir!

Sí, puede parecer un tanto confuso, pero la única forma de escribir un ebook –un cuento, una novela, una workbook, lo que quieras– es trabajando en tu texto, y esto es lo que yo hago: 

  • Bloqueo el tiempo en mi calendario para tener una rutina creativa. En lo personal, considero que escribir es un hábito que debe cultivarse cada día, adaptando para ello no solo tu tiempo sino tu espacio de trabajo, y también preparando a tu cerebro para enfocar toda tu atención en lo que estás haciendo. Si nunca has definido un tiempo diario para escribir o leer, comienza apartando al menos 90 minutos diarios para trabajar en tu proyecto. Asegúrate, además, de que estos 90 minutos sean parte de tus mañanas.
  • La inspiración es importante. Para escribir necesito varias cosas: servirme una buena taza de café; encontrar un poco de silencio –aunque en ocasiones he cambiado al silencio por los ruidos cotidianos de una cafetería caraqueña–; tener un plan, en este caso una lista de temas en los que trabajar; tener claro mi porqué y volver a él tantas veces sea necesario, sobre todo en los momentos –o los días– de procrastinación.
  • Evito las distracciones tanto como pueda. Generalmente, trato de alejarme del correo electrónico, evito mirar la pantalla de mi celular, cierro mi sesión en Instagram, atiendo solo aquellos mensajes de Whatsapp que sean urgentes, evito tener varias ventanas de navegación abiertas, y paso tiempo sola si considero que esto es clave para poder salir adelante con mi texto. 
  • Me permito tener lapsos de descanso sin redes sociales. En tiempos donde estamos constantemente afectados por la “necesidad” de consumir más y más contenido –te dejaré un artículo excelente sobre cómo el consumo sin descanso de información afecta nuestro cerebro–; he notado cómo esto afecta poderosamente a mi cerebro, más aún cuando estoy trabajando en proyectos que requieren buena parte de mi atención. Para llevar una tarea a buen término la clave no es trabajar sin descanso, sino saber cuándo parar para darle espacio al cerebro y procesar todo lo que hemos hecho; solo así podremos tener ideas nuevas. 
  • Sigo escribiendo, incluso en esos días en los que no puedo terminar ni una página. Para escribir hay que tener disciplina, sí o sí. Por eso, en los días en que el teclado y yo parecemos estar enojados, de igual manera sigo escribiendo. Rompo el silencio –y el estrés– de la página en blanco escribiendo sobre mi día, vomitando las inquietudes que tenga en mi mente, dándole forma a un cuento corto, y así, entre una palabra y otra, retomo el ritmo y regreso a mi proyecto.

Sin embargo, si estas recomendaciones no son suficientes para hacerte volver a tu texto y cerrar el día con tus tareas cumplidas, no te preocupes. He aprendido que hay días en los que lo único que puedes hacer es respirar profundo, salir a dar un paseo, y nada más.

Trello y Evernote han sido mis herramientas de trabajo para escribir un ebook en 30 días.

Paso 7: El diseño es tan importante como el contenido de tu ebook

Si quieres captar la atención de las personas y hacer que quieran leer desde la primera hasta la última página de tu ebook, debes saber que el diseño es un elemento importante.

¿Cuentas con una estrategia de branding? Si tu respuesta es no, recuerda que siempre puedes confiar este proceso en manos de un diseñador aliado.
Mientras tanto, repasemos el siguiente checklist para asegurarnos de mantener todo en orden y seguir trabajando en nuestro ebook.

  • Elige una paleta de colores que funcione para tu marca y haga que la lectura de tu ebook sea una experiencia agradable. Tanto la plataforma de Pinterest como este artículo en Canva, son una buena dosis de inspiración. 
  • Un diseño minimalista siempre suma. Esto te hará pensar en cómo aprovechar al máximo el contenido realmente importante.
  • Crea tus propios recursos. Toma las fotografías que necesitas para tu ebook –y si no tienes cámara profesional hazlo con la de tu teléfono celular, o pídele ayuda a un experto–, también puedes inspirarte y crear piezas para destacar frases.  Incluir elementos gráficos que sean tuyos hará que la identidad visual de tu marca –tus valores, tu propósito– queden fijados en el ebook, mientras te diferencias de otras marcas.

¿Quieres tener buenos datos sobre diseño? Te recomiendo que sigas desde ya la cuenta en Instagram de la agencia creativa a la que pertenezco: Somarí creativos. Estamos preparando un rebranding y nuevos recursos que serán de utilidad para ti, más una amplísima oferta de servicios con los que te ayudaremos a darle vida a todas tus ideas y proyectos en este 2020.

Paso 8: Sácale el máximo provecho a tu ebook

Ni pienses que después de haber escrito tu ebook el trabajo está terminado: ¡ahora es que te quedan tareas por emprender!

De hecho, en este punto es que quiero contarte cómo tu ebook se convierte en un recurso que te ayudará a conseguir los objetivos que te has fijado con tu marca personal o comercial. Mira estas ideas:

  • Si tienes un sitio web en construcción, puedes entregar tu ebook como un regalo a cambio de ampliar tu base de datos. Es una estrategia altamente efectiva que luego te ayudará a saber en detalle cuáles son las características de ese público que estás atrayendo.
  • ¿Quieres aumentar la cantidad mensual de lectores en tu blog? Entrégales un ebook de mucho valor que los haga querer volver, mientras te posicionas como autoridad en tu nicho.
  • ¿Has planificado un workshop presencial? No solo entregues valor durante el evento, entrégalos tu ebook como un regalo al finalizar la actividad y te ganarás el agradecimiento de tu audiencia.
  • ¿Estás construyendo una marca personal o comercial realmente poderosa? Entonces, sin duda, ¡necesitas tener un ebook!

Si Cómo escribir un ebook en 30 días ha sido una guía útil para ti, házmelo saber en los comentarios. Me gustará mucho leerte y saber de qué manera puedo ayudarte a crear el contenido que quieres para nutrir tu marca personal o comercial.

Si quieres que trabajemos juntos en tu proyecto, puedes enviarme un mensaje a la dirección arianne.cuarez@gmail.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.