El arte popular detrás del lente de José Lobo

Desde 1986, José Lobo cumple a cabalidad un ejercicio que le encanta: recorrer las calles de su país, Venezuela, es busca de esos elementos presentes en la gente, que son tan característicos en nuestra identidad nacional y que sobreviven al paso de décadas enteras: las formas de expresarse del venezolano, su forma de ser, los dioses en los que cree y cómo los alaba.

Partiendo de esta premisa, Lobo recopiló un seriado de seis fotografías —todas en blanco y negro y en mediano formato— que dan cuenta de una veintena de años de trabajo. El material seleccionado forma parte de las 81 propuestas distintas que este año se presentan en la II Bienal del Sur, Pueblos en resistencia, en una exposición denominada Idiosincrasia, raíz mágica e irreverente.

img_04841512324624
José Lobo el día de la inauguración de la Bienal del Sur. Foto: Agencia Venezolana de Noticias

En resumen, Lobo presenta con sus fotos seis manifestaciones en total: los Diablos de Corpus Christi, en sus variantes de Yare, Ocumare de la Costa y Naiguatá, La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire, El entierro de la Sardina, y el culto a San Juan Bautista. Las dos primeras tradiciones de este listado han sido declaradas por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

IMG-20171205-WA0003
Diablos Danzantes de Yare. Foto: José Lobo
IMG-20171205-WA0005.jpg
Diablos Danzantes de Naiguatá. Foto: José Lobo

“Son en blanco y negro porque, en lo personal, siento que el color no es el mensaje. El color distrae. Más bien me intereso por mostrar otras cualidades que la luz refleja: los ritmos, los movimientos, los contrastes y las líneas. No sé cuántas tradiciones he captado, ni cuántas imágenes he tomado, pero estas seis fotografías muestran cómo el pueblo venezolano siempre se resiste a las imposiciones de la fuerza”, declara el artista.

Esta es su primera vez en la Bienal y se siente satisfecho. Su exposición puede disfrutarse en el Museo de Arte Contemporáneo, espacio que resguarda las cinco mil piezas de arte moderno más importantes de la América Latina y que, por orden presidencial, llevará de ahora en adelante el nombre del maestro de la luz Armando Reverón.

«Estar aquí (en el museo y en la Bienal) es algo que me llena de orgullo. Tengo una gran oportunidad para llegar al público, para llevar mi mensaje a la gente y eso es algo que complace a cualquier artista”, agrega el creador.

La segunda edición de la Bienal del Sur estará disponible al público hasta febrero de 2018.

IMG-20171205-WA0008.jpg

Parranda de San Pedro. Foto: José Lobo

(*)Texto publicado por la autora en el diario venezolano Últimas Noticias, el 6 de diciembre de 2017.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.