5 claves para escribir historias «con gancho»

Pensar en el lector, inspirarse leyendo a los grandes, y ofrecer siempre un texto cargado de buenos datos y herramientas, son parte de las 5 claves para escribir historias «con gancho». Léelas, aplícalas, y marca la diferencia.

(Esta nota fue actualizada el 31 de marzo de 2020).

Para contar una buena historia es necesario tener habilidades para redactar, construir un mensaje poderoso, incluir elementos atractivos –como poner al lector en contexto desde los primeros párrafos, ofrecerle datos verificados, y herramientas de valor–, todo esto para alcanzar la meta que todos queremos: lograr que nuestros textos sean leídos de principio a fin, y luego pasen a ocupar un lugar importante en la memoria de las personas.

Una meta bastante ambiciosa para un mundo cada vez más saturado de información y lleno de creativos (periodistas, redactores, escritores, copywriters…) que se dejan el pellejo en cada palabra con el propósito de conectar.

Tanto ellos como yo hemos entendido la oportunidad de oro que hay detrás del buen uso de las palabras y la creación de historias «con gancho» que conecten de verdad. De eso se trata esta nota.

Pero antes de darte las 5 claves que te trajeron hasta aquí, me gustaría ponerte rápidamente en contexto: soy periodista especializada en el área cultural, y durante cinco años trabajé en salas de redacción en Venezuela, país donde nací y en el que vivo.

Durante todo ese tiempo escribí desde notas informativas hasta reseñas de libros, reseñas de conciertos y de todo tipo de eventos culturales, incluyendo entrevistas y reportajes, coberturas de acontecimientos de última hora, en fin.

Cada día de esos cinco años, lo más importante fue lograr un objetivo único: contar una historia que interesara al lector, que tocaran sus emociones y le permitieran –si es posible– sentirse parte de ese acontecimiento que estaba leyendo.

Las buenas historias se convierten en una suerte de conversación muy íntima entre escritor y lector. Cada párrafo es un kilómetro más de un viaje donde el mundo, tal como lo conocemos, pasa a un segundo plano, y solo cobra vida aquello que estamos leyendo.

Lo que aprendí durante esos cinco años en una sala de redacción, más lo que aprendo todos los días trabajando como copy desde casa –siendo mi propia jefa, y creando contenido para marcas personales y comerciales–, me ayudó a crear estas 5 claves para escribir historias «con gancho«. Sigue leyendo.

5 claves para contar historias con gancho
Cuando las historias tienen gancho, conectan de verdad. | Unsplash.

1.Piensa en tu lector antes, durante, y después de escribir

Esto es una regla para mí. Si voy a escribir un texto es porque ya tengo claro el propósito y la estructura que tendrá –aunque a veces las historias hablan por sí mismas y cambian las reglas del juego–, así como al público al que le voy a hablar.

Antes de escribir debo saber cómo es la persona o el público que va a leer mi historia, qué tipo de contenido consume, y de qué manera podría conectarse mejor con lo que tengo para decirle.

Si piensas en tu lector antes de escribir, crearás textos con objetivos cada vez más específicos, muy bien segmentados, y con más oportunidad de ser leídos de principio a fin y motivar a tu lector a saber más sobre ti –esta estrategia encaja perfecto si tienes un blog que quieres posicionar de forma orgánica–.

Mira este ejemplo: si te has propuesto escribir un artículo para informar a los niños sobre cómo el lavado de manos y el aislamiento social es la mejor forma para evitar el contagio de COVID-19, debes crear un contenido que no sea para nada técnico, que concentre en pocos párrafos información de mucho valor, y que incluya elementos que le permita a los niños hacer relación con referencias de su día a día. Esto les ayudará a comprender y retener el contenido.

2.Crea textos que ofrezcan mucho más de lo que ya existe en internet

Una de las mejores decisiones que podemos tomar en la vida es convertirnos en buenos investigadores, en curiosos de oficio. Cuando tomamos el tiempo para investigar el tema que queremos abordar, dibujamos un panorama más amplio, sabemos lo que otras personas están diciendo sobre ese tema, y también lo que ya se ha leído al respecto.

Cuando esto sucede, podemos tomar decisiones que no solo enriquecen los textos que escribimos, sino también aprendemos una metodología genial que nos permite construir contenido de muy buena calidad, que siempre esté actualizado, y que ofrezca algo más de lo que ya se encuentra disponible en internet.

Una forma de entregar textos de una calidad superior es aprender a buscar los datos duros, contar las historias que otros no se atreven a contar, o ser más creativos y disruptivos que otras personas.

Un buen ejercicio, es tomar al menos una hora del día para leer información elegida con pinza, y estar al día en los temas que más nos interesan. Esto hará que mejoremos nuestro olfato como investigadores. Lo que bien se aprende nunca se olvida.

¿Sabías que escribir mejores textos es una estrategia de growth hacking? Aprende más leyendo estas recomendaciones que seguro te gustarán.

3.Pon el foco en los detalles importantes

En estos tiempos donde queremos que nuestras historias generen engagement en canales digitales como blogs, páginas web, y redes sociales, hay que aprender a enfocarse en los detalles importantes, aunque muchas veces estos sean pequeños y pasen desapercibidos.

De hecho, fijarse en los pequeños detalles es una de las herramientas de mayor éxito de creativos que han logrado desconectarse del ruido del día a día para enfocarse en esos temas que otros no tocan, ya sea porque no tienen tiempo, porque la inmediatez devora sus días, o porque simplemente no les interesa.

En mi caso, prestar atención a los detalles que otros ignoran siempre es un hábito que me ayuda a desarrollar nuevas y mejores ideas, y fortalecer estrategias de marketing de contenido para clientes.

No seas uno más del montón, ¡atrévete a innovar!

Un dato: Si tienes un proyecto de escritura para este 2020, o quieres crear mejores contenido para la empresa en la que trabajas, te invito a que leas esta guía de 3000 palabras en la que te cuento, con detalles, mi metodología para escribir un ebook en 30 días. ¿Tu proyecto no es un ebook? No importa, de igual manera sé que esta guía será útil para ti.

4.Tu texto entero es importante, pero tus primeros párrafos son cruciales

Las personas están apuradas, el contenido disponible en internet es cada vez mayor, redes sociales como Instagram o Tik Tok están robando nuestra atención a cada segundo, y detrás de todo eso –es decir, detrás de la pantalla– está nuestra vida real, con cuentas que pagar, problemas por resolver, familias que atender, y cualquier otra demanda que puedas agregar a esta lista.

En conclusión: el tiempo vale oro y si quieres que las personas te lean tienes que ofrecerles «chicha pura» desde los primeros párrafos.

De nuevo, es momento de sentarte frente a tu texto y tomar decisiones: ¿qué es lo verdaderamente atractivo de mi historia? ¿Cómo puedo sorprender a mi lector? ¿De qué manera puedo responder a las dudas que tiene sobre un tema? ¿Por qué debería leerme hasta el final? ¿Qué puedo hacer para que mi texto lo conecte con toda mi oferta de contenido?

¡Ja! Difícil, ¿no es así? Qué suerte que no te engañé al inicio de este artículo, diciéndote que es fácil escribir historias con gancho. 😂

5.Disfruta el proceso

Escribir buenas historias es cosa de práctica, de mucha vocación, y de ganas de aprender de forma constante. Tómalo con calma y disfruta el proceso.

Cuando decidí convertirme en freelancer y escribir desde casa, una de las cosas que más disfruté fue construir ese modesto espacio en el que trabajo desde bien temprano –de hecho, aquí estoy, en mi pequeñísima oficina, actualizando este texto–.

Con el tiempo, he creado mi propia metodología para escribir. Me levanto bien temprano –generalmente entre 5:00 y 6:00 de la mañana–, me armo con una taza de café y una selección de canciones que me gustan –por estos días no me faltan Harry Styles ni Dua Lipa–, siempre leo en voz alta lo que voy escribiendo, y me aseguro de tomar descansos al terminar cada tarea.

Escribir es un hábito muy personal y no, no existen recetas mágicas. Aún así, espero que estas 5 claves para escribir historias «con gancho» sean útiles para ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.